martes, 1 de febrero de 2011

Flora de Baja California


REAPROPIACIÓN DE LOS RECURSOS VEGETALES NATIVOS DE BAJA CALIFORNIA

Este proyecto nace de la necesidad de conservar y de reapropiación de los recursos nativos de nuestra zona.

Como parte de nuestro esfuerzo por conservar nuestros recursos naturales en Baja California se ha implementado un proyecto de propagación de especies vegetales nativas en invernadero. La finalidad es que podamos tener en nuestros jardines y espacios de esparcimiento plantas nativas que además de ser atractivas puedan ser útiles (fines alimenticios, medicinales, ornamentales y mágicos). Algunos ejemplos de éstas son la jojoba, salvia blanca, saladito, hierva del manso, lechuguilla, canutillo, siempre vivas, entre otras.

Contextualización del problema.

La interacción de diversos factores como la posición geográfica, clima, orografía, edafología, presencia de cuerpos de agua (océano Pacífico y Golfo de California) y finalmente su aislamiento del bloque continental hacen de la Península de Baja California un autentico centro de origen de especies de todos los ordenes, entre los más visibles sin duda tenemos a los animales y las plantas. Conociendo estas razones no resulta sorprendente saber que en Baja California se encuentra un gran número de especies endémicas. Para muestra basta un botón; solo en Baja California hay más especies de alacranes que en todo México. Solo la región de Valle de los Cirios tiene registradas 74 subespecies de animales incluyendo al Berrendo Peninsular y especies vegetales únicas como el cirio. En la Península de Baja California se estima la presencia de 700 especies endémicas. Esta información nos demuestra que Baja California es una zona de elevada biodiversidad.

Proteger la biodiversidad es sinónimo de procuración del correcto funcionamiento de los ecosistemas. Desde la perspectiva meramente utilitaria (humana) la biodiversidad significa alimento (plantas y animales), la purificación del aire (gracias a las plantas), la retención de agua y atenuador de erosión (plantas), la disponibilidad de nuevos fármacos (bacterias, hongos y plantas son verdaderas maquinas químicas que nos brinda un sinnúmero de precursores), materias primas (madera, algodón, etc). Por otro lado, la importancia de la biodiversidad desde la perspectiva ecosistemica reside en mantener el delicado equilibrio entre los seres vivos y lo que les rodea.

A pesar de todo esto, nuestra sociedad se muestra indiferente a la constante destrucción de habitats y por tanto también de nuestra biodiversidad. Actividades como la industria, agricultura, la urbanización e incluso algunas actividades recreativas han llevado a la destrucción de numeros ambientes. Un ejemplo tangible de la perdida de biodiversidad en la ciudad de Ensenada es la sufrida en la comunidad vegetal del matorral costero (aquella que se encuentra bordeando a la costa). Este tipo de vegetación prácticamente ha desaparecido (no solo en Ensenada sino en la mayor parte de las zonas urbanas del oeste de Baja California como Rosarito, Tijuana, San Quintín, etc.) debido precisamente al crecimiento de los asentamientos humanos. Ejemplo triste de esto es una especie de Rosa virtualmente endémica de Baja California (Rosa minutifolia). Hoy en día resulta casi imposible hallar ejemplares de la Rosa de Hoja Pequeña en la periferia de la ciudad de Ensenada debido a la remoción de vegetación nativa sin control causado por la urbanización. Es criticable que el municipio no adopte ninguna medida para mitigar la perdida de hábitats nativos debido al crecimiento constante y desorganizado de la mancha urbana.

Por si esto no fuese suficiente, la omnipresente idea de crear jardines (tanto públicos como privados) utilizando plantas exóticas resulta ambientalmente desfavorable. La remoción de toda una comunidad biótica nativa para colocar plantas exóticas, la desorbitarte cantidad de agua utilizada en mantener plantas cuyo hábitat frecuente es el lluvioso (incluyendo a los tradicionales pastos) y la utilización de fertilizantes y pesticidas son panoramas típicos de jardines compuestos por plantas exóticas. En cuanto al uso del recurso hídrico, las personas deberíamos saber que Baja California es uno de los estados de la República mexicana con menor disponibilidad de agua. Además el constante crecimiento de la agricultura (incluyendo la vitivinicultura; nos guste o no, el cultivo de vides en Baja California presenta un costo ecológico muy elevado) ha llevado a la destrucción de cientos de hectáreas de comunidades bióticas.

La utilización de plantas nativas en jardines tiene enormes ventajas desde todas las ópticas: minimización de la destrucción de hábitat, es decir, la preservación parcial de comunidades bióticas enteras (bacterias, hongos, líquenes, insectos, etc.), poco mantenimiento y utilización de agua y la exhibición de plantas y flores con una belleza pocas veces vista que sin duda resalta una identidad propia.


Antecedente histórico que ha hecho olvidar a las personas las virtudes de sus plantas.

Después de la llegada de los Españoles a Baja California se fue dando un perdida paulatina en el uso y conocimiento de los recursos vegetales nativos a tal grado que hoy en día son pocas las personas que utilizan plantas regionales en su alimentación, medicina o en su jardín. Por ejemplo, La tendencia es a utilizar un té de manzanilla para dolores de estomago, planta cuyo origen está a cientos de kilómetros de donde vivimos. Desconocemos que en nuestros campos contamos con plantas nativas con enorme potencial medicinal como la salvia blanca, planta que incluso además de ser excelente para el estomago, podríamos tenerla adornando visual y aromáticamente nuestro jardín. Las plantas que habitan nuestro estado se caracterizan por presentar bajos requerimientos de agua, concordantes con la región. Presentan una belleza poco usual que le ha llevado a la naturaleza miles de años de evolución y dignas de ser exhibida en nuestros jardines. Existe una gama importante de plantas con propiedades culinarias, ornamentales, medicinales e incluso mágicas que nuestros antepasados conocían y que hoy en día aun estamos en posibilidad de recuperar.

Nuestro proyecto tiene como objeto tratar de recuperar el interés de las personas en nuestros recursos vegetales al poner a su disposición plantas nativas con valor culinario, medicinal, ornamental y mágico. Lograr esto nos permitirá recobrar, en parte, el conocimiento que le llevó miles de años a nuestros indígenas adquirir y que por cuestiones históricas y tendencias culturales actuales (globalización) estamos perdiendo. La meta es la construcción de un banco de semillas, la reproducción de especies vegetales nativas en invernadero y la recuperación de especimenes en zonas de alto riesgo. De tal forma que podamos recobrar los espacios que le han sido robados a ésta magnifica vegetación a la par de disfrutar de sus múltiples propiedades.


EL RETO.

El cultivo de especies nativas no es fácil. A diferencia de muchas especies exóticas donde existe un cúmulo considerable de información, la mayoría de las especies nativas de Baja California carecen de ésta. El cultivo y/o germinación de estas plantas requiere frecuentemente la inversión de tiempo experimental y un constante esfuerzo en la construcción de conocimiento.

Debido a las características climáticas de la zona donde habitan (principalmente clima seco) se caracterizan por presentar crecimiento lento y frecuentemente estadios de dormancia embrionaria en las semillas que dificultan notablemente la germinación de éstas. Por tal motivo se requieren de técnicas para romper dicha dormancia que en ocasiones implica invertir hasta 4 meses en lograr únicamente germinar semillas. La aparición de éste letargo embrionario tiene una explicación evolutiva pues se trata de mecanismos que le aseguran al embrión germinar en una época en la cuál tendrá mayores posibilidades de crecer, es decir, en los periodos más intensos de lluvia. Dichos mecanismos de seguridad en las semillas les han llevado miles de años a las plantas adquirirlos.

Por otro lado se encuentra la velocidad de crecimiento de las plantas. Al crecer en zonas áridas -donde la cantidad de materia orgánica en el suelo es escasa- las plantas nativas presentan pocas fuentes de nutrientes y por tal motivo su tendencia es a crecer lento. Esto hace que el tiempo necesario para cultivar una planta nativa de buen tamaño demande meses e incluso años de constante cuidado. Con lo anterior puede uno imaginarse lo ecológicamente costoso que resulta que muchas plantas nativas lleguen a su estadio adulto en la naturaleza y puedan florear para reproducirse. Todo el esfuerzo anterior para que de un momento a otro los terrenos con vegetación nativa sean arrasados (como ocurre actualmente al desmontar terrenos para construir casas). Debemos aprender a valorar el enorme esfuerzo que representa ver algunas plantas adultas nativas de Baja California. Por lo anteriormente expuesto la germinación y subsecuente cuidado de cada especie de planta constituye frecuentemente un reto.

¿Qué plantas tenemos actualmente disponibles a la venta?
La mayor parte de las plantas que manejamos en la actualidad pertenecen a la comunidad vegetal conocida como matorral costero. Sin embargo estamos incursionando en otras comunidades como el chaparral, bosque de coníferas, desierto y regiones riparias. Una explicación sencilla de cada una de ellas se muestra a continuación.


Principales comunidades vegetal de Baja California.

De manera muy general el Estado de Baja California cuenta con seis tipos de comunidades vegetales. Algunos de los elementos geográficos y biológico que definen estás agrupaciones son la altitud, especies vegetales dominantes, régimen de incendios, precipitación anual y presencia de cuerpos de agua superficiales. La clasificación anterior es útil para establecer el tipo de requerimientos que presenta cada especie. Por este motivo es que las plantas en esta página se muestra clasificadas en función de la comunidad donde comúnmente se les encuentra. Existen numerosos casos donde la misma especie se le encuentra en dos o más comunidades.

Las principales comunidades vegetales presentes en el Estado de Baja California (de Oeste a Este) son:

1. Línea costera (dar click para visualizar las plantas disponibles pertenecientes a dicha comunidad)

Se trata de la vegetación hallada en las dunas y arenales costeros. Son especies altamente  tolerantes a altas concentraciones de sal y humedad ambiental. Presentan un sistema de raíces especializados en suelos laxos. Son plantas de estatura baja o bien rastreras.



Son las plantas que se encuentran después de la línea de costa y se caracteriza por ser tolerante a la humedad ambiental pero intolerante al riego con agua salada. El suelo en esta zona consta principalmente de sedimentos ricos en nutrientes y con moderada retención de agua. Se trata de vegetación de baja estatura y en ocasiones algunas especies de arbustos pueden llegar a alcanzar el tamaño de arboles pequeños. Algunas especies son tolerantes a incendios. Existes pocas especies de árboles. Son frecuentes las especies de plantas suculentas como las cactáceas y crasulacea ya agavaceas. Generalmente se trata de especies poco tolerantes a temperaturas extremas. Puede alcanzar una altitud de 300 o 400 metros sobre el nivel del mar. La precipitación recibida en esta zona es principalmente invernal. Entre las especies más observadas figuran los fresnos (Fraxinus sp); lentisco (Malosma laurina), (Rhus integrifolia), entre otros.



Se trata principalmente de hierbas, arbustos (algunos de ellos pueden alcanzar tamaños considerables) y arboles con alta especialización a los incendios y a elevada exposición a la luz. Aunque pueden encontrarse suculentas como las cactáceas y agavaceas las crasulaceas se vuelven escasas. Los suelos en esta zona se caracterizan generalmente por ser rocosos y constituidos por granito o bien rocas afines lo cual genera buen drenaje. Son especies tolerantes a temperaturas extremas incluso a nieve. Puede alcanzar una altitud de 400 a los 1200 metros sobre el nivel del mar. La precipitación recibida en esta zona es principalmente invernal aunque pude darse la incursión de tormentas veraniegas que viertan agua a la zona. Entre las especies más observadas figuran las manzanitas (Arctostaphylos sp); Chamizos (Adenostoma sp); entre otras.


Es la comunidad de mayor altitud en Baja California, puede alcanzar los 3,000 metros sobre el nivel del mar. Se caracteriza por presentan copiosas precipitaciones tanto en la temporada de verano con en invierno incluyendo temperaturas debajo de los 0 °C. La comunidad está dominada por árboles como coníferas del género Pinus, Calocedrus Abies y otros como álamos. El suelo se parece en gran medida al de la comunidad del chaparral siendo su principal característica la poca retención de agua. Existe cierto grado de tolerancia a los incendios.


Se trata de la comunidad vegetal más frecuentemente observada a lo largo de la Península. Se caracteriza por especies como el cardón (Pachycereus pringlei), ocotillo (Fouquieria splendens), agaves, yucas, chollas, entre muchas otras especies. Es la comunidad con menor disponibilidad de agua. El suelo por lo general es arenoso y/o rocoso y con poco contenido de nutrientes. Las plantas de esta zona son poco tolerantes al exceso de humedad. La altitud a la que se encuentran no sobrepasa los 700 metros sobre el nivel del mar.


Dentro de ésta categoría se enlistan todas las plantas que se hallan asociadas a cauces de arroyos. Dependiendo de la altitud a la que se encuentren las especies pueden variar. Las plantas más conspicuas dentro de esta comunidad son los encinos (Quercus spp), alamos (Populus spp), sauces (Salix spp), juncos (Juncus spp) entre otras. Las plantas se caracterizan por presentar altos requerimiento de agua y en ciertos caso de sombra y suelos con alto contenido de materia orgánica.

¿CON QUÉ OTRAS PLANTAS ESTAMOS TRABAJANDO?
Con la finalidad de ofrecer cada día una mayor gama de plantas con morfología, tamaños y usos distintos trabajamos con otras especies que pronto estarán disponibles. A continuación se da el nombre de algunas:

Manzanitas (Arctostaphylos spp).
Delphinium cardinale.
Cipreces nativos.
Ocotillo (Fouquieria splendens).
Yucca valida
Lepechinia spp
Entre otras.

¿MÁS INFORMACIÓN ACERCA DE NUESTRAS PLANTAS?
Existen a su disposición hojas técnicas donde podrá encontrar más información sobre el uso de las plantas en jardín. Por favor haga click en el nombre de la planta de su interés en el texto principal.
También puede escribirnos a: 

floradebajacalifornia@hotmail.com

o al teléfono móvil en la ciudad de Ensenada B.C. (favor de marcar después de las 17:00 hrs)
(646)-191-52-97

Visitenos también en facebook (click aqui)


NUESTRO COMPROMISO.

En Flora de Baja California sabemos que nuestro compromiso no termina con la venta de una planta. Cuando usted adquiere un ejemplar con nosotros le ofrecemos asesoría electrónica en los cuidados de ésta. Nuestro objetivo es la reapropiación permanente de espacios con plantas nativas. Póngase en contacto con nosotros.


CÓMO TRABAJAMOS EN FLORA DE BAJA CALIFORNIA.
Tratamos de generar el menor impacto ambiental posible. Por tal motivo la mayoría de los insumos que consumimos son reciclados. Por ende encontraremos que nuestras macetas son latas, los germinadores fueron recipientes para transporte de huevo y nuestros invernaderos están construidos con costales y fragmentos de malla que anteriormente fueron utilizados por invernaderos comerciales ya desmantelados. Al hacer esto sabemos que evitamos el consumo de agua, energía y otras materias primas innecesarias.


ACERCA DE NUESTROS PRECIOS.

En Flora de Baja California creemos que nuestras plantas son seres invaluables. Nuestros precios son consecuencia del duro trabajo que se realiza en su germinación y cuidado que prácticamente nos mantiene ocupados los 365 días del año. Tratamos de generar el menor impacto ambiental posible en nuestro trabajo. Ejemplo de ello es la utilización de agua de lluvia, empleo de material reciclado en macetas e invernaderos, remoción de plagas vía manual en lugar de pesticidas, la no utilización de fertilizantes sintéticos y la separación y disposición correcta de basura para su reciclamiento, entre otras. Estos mecanismos de mantenimiento son laboriosos y por lo tanto requieren tiempo y por ende dinero. Mientras que las premisas del sistema económico capitalista privilegian la rapidez de producción al menor costo financiero posible, en Flora de Baja California sabemos que éste esquema no es ambientalmente compatible. La manera rápida y barata de producir en masa plantas es la utilización de fertilizantes y pesticidas sintéticos, la minimización del uso de mano de obra y el desecho de múltiples materiales sin haber una separación y correcta disposición de residuos. En Flora de Baja California sabemos que si queremos lograr una verdadera mejoría en nuestro ambiente debemos modificar las actuales políticas de producción y enfocar más recursos y tiempo en la atenuación del impacto ambiental generado por la producción de bienes y servicios. Sin embargo todo ello implica un costo que se ve reflejado en nuestros precios. Si realmente deseamos una mejora ambiental debemos empezar a consumir productos cuya producción sea compatible con los principios de sustentabilidad y de ésta forma asumir los costos financieros del cuidado ambiental.
Eso es la congruencia ambiental.

¿DÓNDE NOS ENCONTRAMOS?
Actualmente nuestras instalaciones se encuentran en la Ciudad de Ensenada en el Centro Educativo Patria, en la colonia 4Milpas; detrás de Colinas de Mar, hacia el Sauzal. Anexamos un croquis. Si desea conocer nuestras plantas le sugerimos ponerse en contacto con nosotros para agendar una visita.




Última actualización: Ene 30 2015